• Registrarme

Carta de presentación acompañando a nuestro CV, ¿sí o no?

Carta de presentación acompañando a nuestro CV, ¿sí o no?

Quizá alguna vez te has preguntado si es adecuado acompañar nuestro CV de una carta de presentación. A lo mejor alguien te ha comentado que algo que está un poco desfasado, que hay empresas que piden expresamente que no haya carta de presentación, o que un buen CV por competencias puede sustituir a la carta. Es una duda razonable, ya que ante la automatización de muchas de las fases de un proceso de selección, podemos pensar que la criba se realiza por estudios, conocimientos o experiencia. Y eso ya lo refleja a la perfección nuestro CV.

Pero, a no ser que explícitamente se pida que no se acompañe el CV de una carta en un determinado proceso de selección, déjanos decirte un ROTUNDO SÍ a presentar tu currículum con una adecuada carta de presentación.

¿Es imprescindible acompañar el CV de una carta? —le pregunté hace unos años a un experto en gestión de equipos humanos.—No, para nada. Solo has de enviarla si quieres asegurarte que te hagan la entrevista.

El CV nos define como profesionales, mientras que una buena carta de presentación nos ayuda a definirnos como personas. Y es importante que los aspectos que el CV no recoge, podamos expresarlos a través de una buena carta.

¿Cuál es el objetivo de una carta de presentación?

¿Por qué enviamos el CV? Porque el puesto de trabajo nos interesa, creemos que reunimos aptitudes para ser una persona candidata adecuada, y deseamos que nos llamen para la entrevista. Sencillo, ¿verdad?

Si esto es así, debemos mostrar ese sincero interés a través de nuestras líneas. Y ese interés no va a transmitirlo el CV por sí solo.

Aunque no está de más tener una carta de presentación genérica como plantilla, es recomendable redactar una carta específica para cada puesto al que deseemos optar.

Sí, ya sé que es una inversión de tiempo, pero la persona que lee la carta va a detectar en milésimas de segundo si la has redactado expresamente para ese proceso de selección, o no.

Por lo tanto el objetivo es generar curiosidad por nuestro CV y  que nos llamen para una entrevista personal.

¿Qué aspectos debe contener una buena carta de presentación?

Cualquier empresa se preguntará qué sabes de ella, porqué te interesa el puesto y qué expectativas tienes con el mismo.  

Si he enviado el CV es porque quiero trabajar allí, y si quiero trabajar allí es porque he investigado el proyecto, me gusta y siento que puedo formar parte del equipo ¿verdad?

Pues vamos a demostrarlo.

No se trata de repetir el CV, sino de complementarlo. Es importante, no solo para la carta, sino para ti: antes de solicitar un puesto de trabajo, mira bien la oferta, qué piden, qué ofrecen, cómo son y qué hacen. Si resuena contigo apúntate. En la carta cita qué te ha atraído del puesto, por qué consideras que esa empresa puede ser un buen lugar donde desarrollarte como profesional, y qué puedes aportar. Tododesde un punto de vista muy personal, cercano y natural.

Si tienes experiencia en el sector, si te has formado específicamente para ese puesto o para similares, y qué aptitudes y actitudes personales pueden convertirte en un miembro que aporte mucho al equipo. Evita copiar y pegar y haz un pequeño ejercicio de reflexión sobre tus cualidades. 

Nota: Si no cumples alguno de los requisitos de la oferta, no rehuyas el tema, coméntalo abiertamente en la carta y explica por que, pese a no cumplir el requisito, continuas considerando que eres una persona candidata adecuada. 

¿Vemos un ejemplo?

A continuación, podéis ver un pequeño ejemplo de carta de presentación. No es necesario que nos extendamos demasiado (a menudo, menos es más), pero sí que esas líneas ayuden a definirnos, y quien la lea sienta el deseo de la persona candidata por trabajar acceder a ese puesto de trabajo.

Formato de los archivos

Puedes incluir el texto en el cuerpo del mail, pero si puedes envía tu carta como documento adjunto. Lo mejor es que dicho documento sea en PDF, para asegurarte de que el formato llega como tú deseas.

Tanto el nombre de la carta como el de tu CV deben ser claros y descriptivos. Que lleve tu nombre y el tipo de documento que es. Y si quieres ya ponerle la guinda al pastel, que ambos documentos tengan el mismo formato de nombre, así siempre aparecerán juntos en la carpeta de la persona entrevistadora. Por ejemplo: ‘Javier_Alandes_CartaPresentacion_2020.pdf’  y ‘Javier_Alandes_CV_2020.pdf’.

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

No hay más secreto: reflexionar, redactar, leerla, corregir, mostrarla a personas que nos puedan ayudar, y acabar de perfilarla. Una vez definimos el estilo de nuestra carta de presentación, sabremos adaptarla a cada proceso de selección al que nos presentemos.

Ojalá que con estos pequeños consejos, logréis redactar una espléndida carta de presentación que haga brillar todavía más vuestro CV. Y no olvidéis el objetivo: conseguir la entrevista.

Javier Alandes

Escritor, guionista y formador

  • Compartir esta publicacion

Comentarios

    • Patricia Sanchez - 01/03/2021

      Hola Javier, me ha gustado mucho tu post y estoy de acuerdo en casi todo. Solo la parte final me genera dudas. Como profesional de RRHH, con más de 17 años de experiencia a mis espaldas (muchos de ellos, levando procesos de selección), creo que el hecho de enviar la carta de presentación como archivo adjunto (PDF) junto al CV puede ser un arma de doble filo, ya que el candidato corre el riesgo de que el el seleccionador no abra el PFD de la carta. Mi consejo es incluir el texto de la carta en el cuerpo del email.
      Saludos!

      Responder a este comentario
      • Javier Alandes - 01/03/2021

        Estimada Patricia, muchas gracias por tu comentario. El consejo es muy útil, más todavía viniendo de una persona como tu que tienes tantos años de experiencia en procesos de selección. Lo tendremos en cuenta para los micro-post que vamos a publicar en Instagram con este contenido.
        Saludos, Javier

        Responder a este comentario

Deja un comentario